La elección de juguetes, ¡un juego serio!

¿Sección rosa o sección azul? ¿Cómo eliges los juguetes que compras?

El desarrollo e intereses de niños y niñas se ven impactados por las decisiones que tomamos los adultos y en Makebox creemos que el momento de elegir un juguete es decisivo. Al entrar a la tienda de juguetes, usualmente notamos dos secciones; la sección rosada, establecida o acordada socialmente para ser la sección de niñas y otra azul para los niños. Desde muy pequeños, los niños se ven encasillados por nuestros prejuicios de adultos con los juguetes que elegimos para ellos. 

¿A qué se debe este comportamiento? ¿Cuándo empezamos a clasificar los juguetes para niños en una sección y los de niñas en otra? La clasificación por géneros la encontramos durante el siglo XIX en donde era común vestir a los recién nacidos con colores pastel. Hartmann, M. (2013, 19 junio). The History Of Pink For Girls, Blue For Boys. Jezebel.  El azul para aquellos que tenían ojos azules y cabello dorado y el rosado, para aquellos que tenían ojos y cabello café. Sorprendentemente el color azul estaba dispuesto para las niñas, ya que evocaba la delicadeza. En cambio el color rosado era dirigido a los niños por ser un color que provenía del rojo, un color que evocaba fuerza y sangre. 

Durante los años 40 comienzan a surgir ciertos cambios, en donde el rosa se convierte en el color principal para las niñas por su asociación con el romanticismo del rojo y porque las mujeres eran percibidas como “más emocionales”. Pero durante el Movimiento de liberación de las mujeres, en los años 60, ellas mismas lograron incluir colores neutrales, derribando la norma de los colores por género. Sin embargo esto no duró mucho ya que en los años 80 el surgimiento de las pruebas prenatales y las revelaciones de género reintegraron la regla del rosa para las niñas y el azul para los niños. Lo que dió paso a la clasificación de productos por género por parte de los fabricantes.  Michael, M. (2018, 25 junio). Sexism in Colors – Why is Pink for Girls and Blue for Boys? | UMKC Women’s Center. 

En los juguetes para las niñas, además del notable uso del color rosado, encontramos muñecas(cos) destinadas para el cuidado de bebés, cuyo mensaje explícito es habilidades para la maternidad. En los juguetes para niños vemos productos que incentivan la aventura y sus habilidades motrices. Estos condicionamientos transmiten mensajes invisibles pero muy poderosos a niños y niñas, que conllevan a creencias limitantes. Dichos preconceptos necesariamente tienen un impacto que puede influir en la elección de una prenda de vestir y en la elección de una carrera profesional.

Por otro lado están los productos con mensajes negativos, como los juguetes para niños que incentivan la violencia o los productos concentrados en la apariencia, como el maquillaje, para las niñas. Mensajes con los que crecerán y seguirán durante su desarrollo. 

A veces pensamos que la elección de juguetes no es algo serio, pero ¿Qué pasaría si esta regla afecta a tus hijos, sobrinos o nietos en su desarrollo personal o en la elección de su carrera profesional? En Colombia vemos esta brecha en las mujeres que ejercen profesiones relacionadas con la educación STEM (Ciencia. Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Según el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, una de cada 10 mujeres estudia en la universidad y menos del 2% elige una carrera STEM. Castro, M. C. (2021, 4 marzo). Mujeres en las carreras STEM: desafío en Colombia. La República.

El interés por carreras STEM, lo podemos cultivar en las niñas desde la infancia temprana, así como las habilidades de maternidad/paternidad en ambos géneros.

Ya vemos cómo los seres humanos, y en particular niños y niñas, nos vemos influenciados por nuestro contexto. Si destinamos el juego de la cocina únicamente a las niñas, se verán sesgadas e influenciadas a cumplir un rol en el cual deben encajar. ¿Qué pasaría si las niñas jugaran con una nave espacial o un balón de fútbol? 

En ocasiones, escoger un producto de la sección azul para las niñas puede ser una alternativa. Pero, ¿Qué hay de los varones? ¿Es fácil escoger un producto de la sección rosada para ellos? 

Por un instante, imaginemos que  ellos jugaran a cuidar bebés o usaran maquillaje para cambiar su apariencia. ¿Hay algo de malo en que un niño juegue a la “cocinita”?

¿Cómo se siente el lector con esta imagen mental?

Las creencias limitantes y los estereotipos que nos encasillan destruyen la esencia del juego; la diversión, la exploración y el autoconocimiento. La elección de juguetes según el género, es un reto al que lo invitamos a cuestionarse cuando esté frente a la sección azul o la rosada.

En Makebox, proponemos un juego libre de  encasillamientos y de sanciones, un juego que permita el desarrollo del ser, como un individuo único, en donde sus particularidades y habilidades sean las únicas que se estimulen y se reconozcan.

Entrada anterior
¿Por qué las nuevas generaciones responden negativamente al fracaso?

Related Posts

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú
0