¿Por qué es importante el uso de Design Thinking en el aula ?

¿De qué hablamos cuando nos referimos a Design Thinking en el aula?. Como educadores, ¿cómo podemos aplicarlo? En Un Cuarto Tech hemos experimentado  su importancia de primera mano y aquí queremos explicarte el impacto que puede tener en tus experiencias educativas.

El Design Thinking es una manera de ofrecer una solución a un problema, en donde desarrollamos soluciones a  un problema, a partir de 5 etapas: empatizar, definir, idear, prototipar y evaluar. 

El Design Thinking en la educación permite a los estudiantes y docentes desarrollar su empatía y ubicarse en el lugar del otro para comprender profundamente sus necesidades, deseos, motivaciones y frustraciones. La percepción cambia en tanto se expande  análisis a partir de la empatía,  para generar soluciones con sentido. Por medio de las distintas fases del proceso podemos desarrollar nuestra capacidad creativa. En ésta fase, ninguna de las ideas es desechada y  los mal llamados “errores”, deben ser abordados como oportunidades de creación.

En el aula, cada una de las fases se pueden explorar así: 

  • Empatizar: Esta etapa es perfecta para conocer al usuario para el cual estamos diseñando una solución. Para esto, puedes proponerle a tus alumnos ejercicios como encuestas, entrevistas y análisis de estadísticas.
  • Definir: Toda la información que fue recopilada en la etapa de empatía,  pasará a conocimiento de toda la clase en donde se tomarán decisiones como equipo que permitan priorizar los retos más relevantes. Para esto puedes proponer un mapa mental, una lluvia de palabras y resúmenes gráficos o infografías. Posteriormente, debemos dar un enfoque contundente a nuestro proceso de ideación en la siguiente fase. Para esto, puedes definir el reto de diseño a través de una pregunta que parte de ésta base: “¿cómo podríamos (inserta el reto)?”
  • Idear: En cuanto tu clase y equipos logren analizar la información y consigan definir el reto de diseño en función de los usuarios, ¡es momento de empezar a generar ideas! Para esto, puedes utilizar la herramienta “lluvia de ideas” con tu equipo de estudiantes, y expresarlas en un tablero o pared con post-its y marcadores. Recuerda: entre más visual sea tu proceso de ideación, más enriquecedor será.
  • Prototipar: El principal propósito de esta etapa es crear versiones sencillas y de bajo costo, de la idea seleccionada en la fase anterior. Para esto puedes animar a tu clase a usar materiales reciclados o encontrar alternativas para elementos más sofisticados. En esta etapa maquetas en papel o cartón, esculturas con plastilina u otros materiales de papelería básica. 
  • Evaluar: Los prototipos que se crearon serán los protagonistas de esta nueva fase, en donde el estudiante podrá empatizar aún más con los usuarios, perfeccionar las ideas, optimizar el prototipo actual a partir de la retroalimentación de los usuarios y volver a probar para obtener soluciones que realmente respondan acertadamente a la problemática de los usuarios.

En Un Cuarto Tech podemos acompañarte en cada uno de estos procesos, por eso te invitamos a conocer nuestros servicios y contactarnos para convertir tu sueño en una realidad.

Menú
0